Me acordaré toda la vida de ese 1 de junio de 2015

El portal de su casa queda justo a la mitad de la cuadra así que, viniera yo por donde viniera, desde que girara la esquina hasta llegar hasta ella, recorrería varios metros que estaba convencido de que se me antojarían eternos… Y así fue. Continuar leyendo “Me acordaré toda la vida de ese 1 de junio de 2015”